fbpx

Los mejores lúpulos para las mejores cervezas

En Cerveza LA SAGRA seleccionamos los mejores ingredientes y los fusionamos para que disfrutes de lo mejor de cada uno de ellos. Así que, cuando escogemos los lúpulos con los que fabricaremos tu cerveza favorita, lo hacemos cuidando hasta el mínimo detalle.

Como ya sabrás, junto con el agua, el lúpulo es un ingrediente fundamental para elaborar cerveza, y tiene una historia llena de fusión ya que, aunque es originario de China, los primeros documentos que hablan de su cultivo son alemanes, y uno de sus mayores productores es Estados Unidos.

Su uso también ha sido de lo más variopinto. Desde su empleo para conservar alimentos, hasta su utilización como relleno para la almohada del rey Jorge III de Inglaterra, pasando por ser un alimento más, tomado por los romanos como si fuera un espárrago. Por suerte, pronto evolucionó hasta ser empleado para la fabricación de cervezas, en las que juega un papel fundamental, pues sin el lúpulo se perdería gran parte de sabor en cada trago. Además, cada año se crean nuevos lúpulos, buscando variedades que añaden diferentes o nuevos matices, como melón, sandía, etc. Existen empresas y científicos por todo el mundo mezclando distintas cepas para crear nuevas variedades, debido a su afán de aumentar la producción mundial y su cultivo en nuevas zonas en las que antes no se cultivaba, como el sur y el centro de España.

En LA SAGRA esto nos encanta porque nos permite mantener la mente abierta para encontrar nuevas ideas para nuestras cervezas, pero hemos de reconocer que hay tres variedades de lúpulo que nos gustan especialmente.

El primero de ellos es el Lúpulo Cascade. Este es uno los lúpulos de aroma más empleados y nació a partir del cruce del lúpulo inglés Fuggle y el ruso Serebrianka. Actualmente es un lúpulo muy popular en Estados Unidos, aunque alcanzó su máximo auge en el año 1975, cuando aproximadamente un 13% del lúpulo usado en la elaboración de cerveza en USA eran el Cascade. Lo empleamos en todas nuestras cervezas, y les otorga el aroma floral y el perfil cítrico tan característico. Tiene un nivel de aceites aromáticos medio, entre los que predominan los mircenos, que le dan el perfil aromático al lúpulo; los farnesenos y un poco de los cariofilenos. El segundo es el Lúpulo Columbus con una gran capacidad amargante y aceites esenciales únicos. Y el tercero es el Mosaic, que es el encargado de aportar un sabor y un amargor muy sorprendente a algunas de nuestras cervezas más especiales

Tres lúpulos muy diferentes, que, combinados entre sí junto con otros ingredientes, nos permiten crear nuevas cervezas para sorprenderte.