fbpx

Lúpulo: así cuidamos este elemental ingrediente

En una antigua taberna de Renania-Palatinado, región del por entonces Sacro Imperio Romano Germánico, los clientes habituales disfrutan de una bebida dulce, aromatizada con hierbas, llamada cerveza. Es tan dulce que el contenido de sus jarras se vacía rápido, demasiado como para notar los efectos del alcohol. Muchos de ellos sufrirán intoxicaciones etílicas, ceguera y alguna que otra lesión derivada de la acostumbrada pelea multitudinaria que dará por finalizada la noche.

Cerca de allí, en un monasterio benedictino, Sor Hildegarda de Bingen termina de escribir una de las obras científicas más importantes de la época, el Liber Simplicis Medicine, en el que describe las propiedades curativas de las plantas. Entre esas plantas está el lúpulo, que recomienda utilizar en la elaboración de cerveza para contrarrestar el dulzor y mejorar su conservación.

Sus recomendaciones fueron tomadas en cuenta y aquella bebida dulce que se elaboraba con una mezcla de hierbas llamada gruit, pasa a elaborarse con el amargo y adormecedor lúpulo, calmando los ánimos de sus antes hiper azucarados consumidores, y sentando las bases de la elaboración de cerveza hasta nuestros días.

Cultura del lúpulo en LA SAGRA

Muchos siglos después, el lúpulo es el ingrediente clave de la cerveza. En LA SAGRA lo saben y por eso mantienen toda una cultura en torno al lúpulo, su conservación y empleo en la elaboración de cervezas de máxima calidad, en las que sólo emplean lúpulo 100% natural, puro, en formato pellet, con todas las ventajas que su uso conlleva. Esa es una cuestión clave: en LA SAGRA sólo se emplea lúpulo natural y puro, nunca extractos ni derivados.

Miguel Calero, responsable del departamento de Calidad de la cervecera explica que “tenemos unos protocolos muy precisos en torno a la conservación del lúpulo con el objetivo de evitar su deterioro”

El lúpulo es envasado al vacío y refrigerado en neveras herméticas con temperatura controlada y verificada, por debajo de 5º. La temperatura se controla diariamente. El lúpulo se conserva también en bolsas especiales para que no le entre nada de luz.

Calero añade que “en La Sagra empleamos lúpulo natural, recolectado de la planta, triturado y comprimido, un proceso que produce ventajas sobre otros tipos de lúpulo. Al estar triturado la superficie de contacto del lúpulo es superior por lo que el rendimiento crece entre un 10 y un 20%. Otro beneficio es que, al añadirlo en el mosto, el pellet se rompe, se hace polvo y evita la producción de grumos”

El lúpulo en formato pellet ocupa cinco veces menos que el lúpulo en flor, lo que permite optimizar el almacén además de contener más aroma, más alfa ácidos y dota de un amargor característico mayor a la cerveza.

La Sagra Brew, S.L. y las compañías de su grupo son titulares del portal www.cervezalasagra.es y responsables de los tratamientos de datos personales que se realicen mediante este portal. La Sagra Brew, S.L., es parte del grupo de compañías Molson Coors Brewing Company. Nos tomamos en serio nuestras responsabilidades de privacidad y protección de datos. Para conocer los detalles completos sobre cómo recopilamos, usamos y compartimos información personal en el curso de nuestras actividades comerciales, qué derechos legales tiene para ayudar a administrar su privacidad y cómo puede contactarnos para obtener asistencia, haga clic aquí para ver nuestra Política de privacidad: Protección de datos.